Presta atención a lo que haces.

Siempre que estamos empezando a hacer cambios para mejorar nuestra condición física (y mental), lo primero que hacemos es cambiar nuestra alimentación, pero, de qué manera lo hacemos?

El cambio que hacemos es apropiado? Y con esto no me refiero a comer solo lechuga, tomate y pepino. O que estamos con la idea de “ya me ejercite, ahora si a comer lo que sea!”. Pero no, en realidad se trata de que si tienes un buen balance en tu ingesta de proteína, grasas y carbohidratos, y si la manera en que te ejercitas para lograr lo que quieres, es el mejor método de hacerlo.

Piensa y analiza que cambios son los que hiciste y además, presta atención a tus resultados y a cómo te sientes, pero también recuerda, es de tener paciencia, darle tiempo y de disfrutar (y frustrarse) el proceso.

Te gustaría algún tip extra? Déjanos tu comentario, con mucho gusto te leemos!

Hora de Volver.

Muy buenos días tengan todos ustedes quienes siguen o quienes nos visitan y que les gustan nuestros posts. Como han podido ver, nuestro plan es el difundir información que les ayudará a mejorar su calidad de vida.

Y además donde hemos estado publicando en algunas ocasiones rutinas para hacer en casa (originalmente estas las pueden encontrar en Youtube, Facebook o Instagram) para esos momento de prisa donde probablemente un día no tienes el tiempo suficiente para ir al gimnasio.

Pero bueno, basta de tanta palabrería y vayamos al punto. La razón de este post es que queremos saber su punto de vista. Estamos planeando en volver con este proyecto y seguir compartiendo información que les podrá ayudar en ciertos momentos, pero antes de hacer eso quisiéramos saber su punto de vista, así como ideas o recomendaciones sobre lo que les gustaría ver que en nuestro blog.

Tales como rutinas, recetas (más “limpias”), datos sobre ciertos alimentos, etc. Esperamos que no sea mucho pedir que usen un minuto de su tiempo para compartirnos sus comentarios.

Buen Miércoles!!

Y ahora qué?

Muy bien, ahora que hemos seguido con nuestras rutinas y buenos hábitos alimenticios, tal vez llegaremos al punto donde nos preguntemos, “Y ahora qué sigue?”. La respuesta a esto es muy sencilla…

SIGUE HACIENDOLO!!

Siendo consistentes es la clave para mejorar nuestra calidad de vida, esto no se trata de que cuando se llega a cierto, “punto de salud o fitness” digamos ya no ocupamos seguirlo haciendo por que incluso si bajo la consistencia en esos hábitos nada pasará.

Pues tristemente, no es así, ya que simplemente pensemos, “Acaso la gente llega a un punto de sobre peso dónde no importa que sigan comiendo comida chatarra, nada cambiará?”, o, “Una persona llega a un límite de diabetes y ya de ahí no pasa nada, no es probable que empeore”. De nuevo, esto no es verdad.

Así como los consistentes hábitos para mejorar la saludo ayudan a mantenernos sanos y con una mejor calidad de vida, también los malos hábitos si son consistentes, pueden empeorerar la calidad de vida.

Qué es lo sigue? Pues ya lo sabes, solo sigue haciéndolo y disfruta del proceso!!

Create your website with WordPress.com
Get started